Beneficios y riesgos de las cintas de correr
5 (100%) 1 vote

DESCUBRE POR QUÉ UNA CINTA DE CORRER ES LA MEJOR OPCIÓN

El ejercicio es una de las mejores recomendaciones que se hacen para bajar de peso, para mantenerte en forma o para eliminar de tu cuerpo y de tu vida el sedentarismo. Sea cuál sea la razón por la que estás decidiendo entrar en el mundo del fitness, una cinta de correr siempre es una buena opción para iniciar a ejercitarte. Esta es una de las máquinas para ejercicios de tipo cardiovascular más vendidas a nivel mundial ya que ofrece demasiados beneficios y a su vez muchas comodidades que forman parte del atractivo principal dentro de sus características.

LA CINTA DE CORRER ¿Porqué tan beneficiosa?

 

A pesar de que la primera cinta de correr, hecha en 1952, fue fabricada con fines terapéuticos que ayudan a la rehabilitación de pacientes con dificultades motoras, en la actualidad y desde 1913 este artefacto es usado con fines deportivos para ejercitar al cuerpo cómodamente. Y cuando se toca el tema de comodidad, nos referimos al hecho de que la caminadora de banda la proporciona sin lugar a dudas. Está diseñada para que te ejercites en la comodidad del lugar en donde te encuentres: en la oficina, en la sala de tu casa, en tu cuarto, en el baño si es espacioso claro y por supuesto en un gimnasio. Las cintas de correr son completamente prácticas y puedes acomodarlas en el lugar de preferencia. Además, puedes caminar sin necesidad de salir a espacios abiertos, puede que te sientas más seguro ejercitándose en tu hogar, o si un día amaneció lloviendo y prefieres no salir a la calle e igual hacer tu rutina de cardiovascular, entre otras razones completamente aceptables. Por esa razón, la máquina de caminar es ideal y es una adquisición de la cual no te arrepentirás.

Así mismo, es ideal para aquellas personas que realizan un entrenamiento profesional en este tipo de artefacto deportivo ya que en este se puede medir el tiempo que se invierte en el ejercicio y cuántos kilómetros se recorren tomando en cuenta la velocidad con la que se corre o trota. Lo cual es posible ya que este tipo de cinta andadora tiene una pantalla digital que te muestra todos esos indicadores en tiempo real. Esta también es usada por personas que no se dedican a maratones o a entrenar para participar en alguna carrera deportiva, sino que se inclinan más en darle un poco de movimiento a su cuerpo. Estos pueden realizar otro tipo de actividad mientras hacen su rutina cardiovascular: leer un libro o revista, ver televisión o escuchar música, ya que no deben preocuparse por lo que están pisando puesto que la cinta para caminar no tiene ningún tipo de obstáculo que los hagan caer.

 

 

 

Share This